¡Saludos terricolas!

Bienvenidos a las horillas de El Laberinto de Marte. Cuando yo llegué aquí, no había nada, solo un paisaje de tonos rojizos y muchas ganas de construir un laberinto en él. Nadie sabía dónde estaba, que aspecto tenía, cómo se llamaba, ni quiénes habitaban en él… incluso para mí era un planeta desconocido.

Éste es el lugar, el inicio del laberinto, la primera entrada por la cual yo misma accedí a esta página perdida en medio del gran océano que es la red. Su nombre es bastante anárquico, puedes escribirlo como quieras, elaberintodemarte / el·laberinto·de·marte / El Laberinto de Marte… veras que yo misma utilizo diferentes formas para referirme a él.

Hace años que comencé a construir el laberinto, no para vosotros, sino para mí. Des de pequeña he tenido la necesidad de escribir. ¿El qué? Lo que sea. Con el tiempo he descubierto que no siempre me hace falta, solo en los mejores y en los peores momentos. Me inspiro tanto en los días en los que me veo capaz de viajar saltando de nube en nube, como en los que caigo para hundirme silenciosamente en la tierra, deseando que nadie se dé cuenta. Y así, poco a poco, a base de días muy buenos y días muy malos, voy construyendo mis laberintos… Porque éste es solo uno de ellos, el primero del que abro las puertas para que alguien que no sea yo misma lo visite.

Hay muchas maneras diferentes de llegar a las costas de el·laberinto·de·marte. Hemos tenido de todo, gente que han acabado aquí sin querer, arrastrados por vientos y corrientes a veces más o menos traicioneras; afortunadamente, algunos de ellos al llegar se dieron cuenta de que sin saberlo, éstas eran las aguas que tanto anhelaban. Otros han naufragado aquí escupidos por una tormenta directamente en el centro del laberinto. Pero quizás eres uno de los expertos y has fondeado estas aguas después de una plácida travesía. Sea como fuere, bienvenid@s.

No sé si al lector o la lectora de estas líneas le gustan los laberintos, a mi me encantan. Siempre me han parecido algo fascinante, por varias razones. Cómo expresión artística, aparecen en la mayoría de las culturas a lo largo de la historia; en cuanto a su faceta lúdica, son un reto personal para todos aquellos que los comienzan; y por último, ¿por qué no reconocerlo? Me parecen lugares muy románticos.

Actualmente existen muchos dispersados por todo el mundo. De pequeña tuve la suerte de poder visitar dos de ellos, el Parc del Laberint d’Horta en Barcelona, por cercanía, y el Laberinto de Alicia en Disneyland París de vacaciones en el año 2000, y en ambos me lo pasé genial. El de Disneyland lo recuerdo bastante más grande que el de Horta, o quizás es solo la perspectiva que tenía entonces al ser más pequeña. La verdad es que la primera vez que entré no había manera de encontrar la salida. Pero eso no quiere decir que el de Barcelona sea menos interesante, formó parte del decorado de la película Perfume: The Story of a Murderer (2006) basada en la novela de Patrick Süskind, un lugar estupendo para pasar la tarde bien acompañad@, siempre que no haya un asesino suelto como en la película…

De adolescente conseguí arrastrar a toda mi cuadrilla de amigos hasta Castellserà, un pueblecito del Pla d’Urgell, en la provincia de Lleida, para celebrar mi cumpleaños en el primer laberinto de maíz que se construía a poco menos de dos horas en coche des de casa. Cuando pienso en ese día, no puedo evitar que se me escape la risa, porque fue uno de los grandes, de esos que me hacen escribir.

Pero sin ninguna duda, el laberinto más complicado que existe es la mente humana. Me temo que fue un día muy malo, no recuerdo exactamente por qué, el que me hizo zarpar a bordo de mi ordenador portátil en busca de un planeta que conquistar. El pobre ordenador hora ya tiene casi diez años, pero espero que siga siendo mi particular cáscara de nuez durante muchos más. Navegando con él hice una larga travesía antes de llegar hasta aquí. Curioseé en muchos puertos, aprendí a dominar los vientos y después de dar muchas vueltas intentando no caer en el remolino de Caribdis, el planeta desconocido acabó por nacer: mi blog.

No podía estar en otro lugar, perdido entre la Tierra y una galaxia muy, muy lejana…

No podía ser de otra manera, con la sencillez de un desierto rodeado de aguas en continuo movimiento, salpicadas de islas llenas de tesoros escondidos; con infinidad de riachuelos que se hunden en grutas y pasadizos convirtiéndose en mares subterráneos inexplorados, que llegan hasta en centro del planeta…

No podía tener otro nombre. Siempre supe que se llamaría así, elaberintoDEMARTE es un juego de palabras con mi nombre y una broma que me gastaba el hermano de una amiga. También debo decir que a veces me siento un poco marciana, pero eso es otro tema…

Y no podía estar habitado por otros que no fuesen Miguel Ángel, Lubitsch o J. K. Rowlling.

Si has llegado a leer toda la entrada hasta aquí, primero quiero darte las gracias. Solo me queda una cosa por explicar. El día del cual te hablaba, el día en el que llegué por fin con mi cáscara de nuez a esta horilla donde ahora estás tú, donde no había nada y donde de la nada planeaba yo construir todo un laberinto, tuve que decidí cuales serian sus límites y los materiales que utilizaría para llevar a cabo tal empresa.

Del:

“Conocerte a ti mismo” de Sócrates

Pasemos al:

“Créate un blog y vomita allí todo lo que se arremolina en el laberinto de tu mente, para así, algún día releyéndolo, poder conocerte mejor”.

Quizás es un plan absurdo y no sirva para nada, pero como mínimo no me podré retraer el no haberlo intentado.

Con las palabras que escribí aquel día a las tantas de la madrugada me despido, no diciendo adiós, sino hasta pronto lector/a. Espero volver a encontrarte en alguna esquina de elaberintodemarte.

Martae

Anuncios

6 pensamientos en “¡Saludos terricolas!

  1. Me alegro q hayas decido hacer un blog, asi tendras un sitio donde relajarte haciendo una de las cosas q mas te gustan ESCRIBIR 🙂
    y te aviso q como no, al final has acabado enganchandome al tema de los laberintos y cada dia tng + ganas de visitarlos, “pasara lo mismo en marte” XD
    bss Muai! ^^

  2. Vamooooooooooooooooooooooos, quiero más, queremos más!!!! Venga, a que esperas??? Jajajaja, como digo ganas ya de que esto este en su pleno funcionamiento. Animo y ganas Marta!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s